Lo que se esconde bajo la montaña | #OrigiReto2019 relato de diciembre

Hoy es el único día del año en que asesinamos. Quizá no directamente, pero nos congregamos para observar, sin hacer nada, cómo se condena a muerte a diez personas inocentes.

La jefa del consejo da un paso al frente. Tiene la mirada fija en el horizonte y empuña un bastón decorado con un orbe verde, símbolo de su estatus. Las plumas que cuelgan bajo el orbe se mecen al compás de sus pasos, que la llevan al centro del escenario. El resto del consejo se alinea tras ella. La mujer hace un gesto y dos ayudantes, un chico y una chica jóvenes, se acercan con dos urnas. Las depositan sobre unas mesas y comienza la ceremonia.

Yo me revuelvo, nerviosa. Casi no tengo espacio vital y eso me agobia. Me siento asfixiada entre la gran maraña de cuerpos que conforma el público aquí reunido. Pero quiero verlo, quiero estar presente.

La chica joven saca el primer papel de la urna y lo lee en voz alta. Se escucha un grito ahogado entre la multitud, pero todos lo ignoran. La ayudante le pasa el papel al consejo para que lo verifiquen y anota el nombre en una lista. Luego, le toca al ayudante varón hacer lo mismo.

Cada uno saca cinco nombres en total: cinco mujeres y cinco hombres. Todos habitantes de entre veinte y cincuenta años de edad. Al menos no asesinamos niños y dejamos en paz a los ancianos. Para todos los demás, es un mal necesario. O eso había creído yo siempre.

Poco a poco la multitud se dispersa y yo me tengo que mover con ellos para no obstaculizar el paso. Algunas personas se quejan de aquellos que se quedan quietos sollozando, otros les agradecen su servicio a nuestra comunidad. Los hay que tienen la decencia suficiente como para no decir nada.

La plaza se vacía con el tiempo y el consejo se retira con la lista de nombres, que se anunciará en el siguiente pregón. Aquellos nombres que son el precio de nuestra vida pacífica. Las diez personas que servirán como alimento para la criatura que duerme bajo la montaña.

* * *

Los tambores retumban en un ritmo ritual que acompaña la ceremonia. La portavoz del consejo da golpes en el suelo con su bastón, acompañando los golpes de tambor. En su posición en el saliente de roca, sobre las puertas de la montaña, se alza por encima de todos. A su edad, puede tener la certeza de que su nombre nunca será escogido.

Las ofrendas de este año guardan fila delante de las puertas. Los hombres a un lado y las mujeres al otro y, entre ellos, la estatua de piedra que representa al monstruo. Algunos tienen el orgullo pintado en el rostro, pero no es habitual. Lo habitual es el miedo, las ojeras enrojecidas de llorar, los ojos vagando en busca de una salida inútil. A su alrededor, la gente les anima y les agradece. Gracias por apaciguar a la criatura, por evitar su ira. Con vuestro sacrificio, nuestra civilización continuará prosperando en paz. Gracias por morir por nosotros.

Los elegidos se cambiarían con gusto por cualquiera de las personas del público. No necesito leer la mente para saberlo. Y sin embargo, no dicen nada. Porque no pueden condenar a todo el mundo por culpa de su cobardía. Porque no pueden avergonzar a sus familias. Porque nadie movería un solo dedo por sacarles de aquel destino.

La jefa del consejo alza el bastón y los tambores callan. Es la hora. Las puertas de piedra de la montaña se abren con un gran estruendo, dejando intuir la oscuridad que encontrarán al adentrarse en sus profundidades.

La gente anima y corea a los elegidos para que entren. Les cortan cualquier retirada. Finalmente, tratando de esconder su terror, los diez elegidos se internan en la oscuridad. Las puertas se cierran con un ruido sordo y el silencio toma el control del lugar. Es hora de hacer mi trabajo.

* * *

Termino de guardar las provisiones en la bodega cuando ya es noche cerrada. Al salir a la cubierta del barco, el viento me da la bienvenida con una fresca caricia y yo lo agradezco. Esta noche, el navío partirá por fin, tras meses de prepararlo y ocultarlo en esta cala secreta que solamente yo conozco. Cada día temo que alguien lo descubra, que algo salga mal. Pero de nuevo, un año más, no hay ningún contratiempo.

La puerta de la montaña se abre con un ruido que espero que nadie escuche en la soledad de la noche. Desciendo a la playa para acercarme a la montaña, donde los veo por fin. Los diez elegidos emergen de la montaña como si no creyeran lo que están viendo, como si el mundo fuera nuevo y ellos acabaran de nacer. Se dice que así es como te sientes cuando esquivas la muerte.

Ella sale tras ellos. Las escamas azuladas de su piel brillan con destellos plateados a la luz de la luna. Sus ojos son de un ámbar puro y su rostro está enmarcado por dos grandes aletas en lugar de orejas. No camina, sino que se arrastra con su cola de reptil, que se bifurca en tres extremos. La criatura bajo la montaña, a la que llaman la naga. Aunque a mí me gusta llamarla Kala, una antigua palabra que significa plata.

—¿Te ha costado mucho convencerlos este año? —le pregunto a modo de saludo.

Ella se encoge de hombros, restándole importancia, y juntas llevamos a los elegidos hasta el navío que he preparado para ellos.

—Las provisiones os durarán varias semanas, pero confío en que podáis pescar en el mar —les indico—. No sabemos a qué distancia hay otra tierra habitable, ni cómo os recibirán allí. Pero confiamos en que la encontraréis.

—Entonces, ¿por qué no quedarnos? —estalla una de las elegidas. Tiene miedo y no la puedo culpar.

—Aquí ya se os ha condenado a muerte —interviene Kala.

La chica va a volver a hablar, pero un compañero la detiene. Niega con la cabeza y ella se calla. Saben que no pueden continuar en un lugar donde ya han decidido matarlos. Yo no querría seguir aquí ni un instante más. A veces me pregunto si a día de hoy quiero.

Nos callamos que la respuesta obvia es persuadir a todos de que Kala no es peligrosa. Tenemos miedo y seguramente los elegidos lo intuyen, pero lo dejan pasar. Cambiar las tradiciones de nuestro pueblo no es sencillo. Si Kala saliera a intentar hablar con ellos, la matarían como el monstruo que es. A mí me tacharían de ingenua si intento convencerles. Una vez le dije a Kala que se marchase sin más, pero me respondió que entonces no quedaría nadie para conducir a los elegidos fuera de la montaña y morirían en su interior. Ante eso no pude más que callar y admirar su fuerza y sacrificio.

Juntas, observamos el barco perderse en el horizonte. Cierro los ojos y deseo de corazón que llegue a buen puerto.

—Este año cumples los veinte —comenta Kala. Lo dice de forma casual, pero sé que le preocupa que mi nombre salga elegido. Asiento.

—¿Te preocupa que tenga que marcharme?

—Eres la única aquí que no me odia —responde.

Sonrío. Viniendo de ella, eso es mucho. Sé que me tiene cariño, al igual que yo se lo tengo a ella, un cariño que ha ido creciendo desde aquel día en que descubrí la puerta trasera de la montaña y me obsesioné con la criatura misteriosa que mora en ella.

La naga no dice nada más. Se da la vuelta y regresa a la puerta de piedra. Un año más, mi amiga regresa a la oscuridad. Me pregunto si algún año tendrá la luz que se merece.


¡Y con esto acabo el OrigiReto2019! Se ha pasado volando, madre mía. ¡El año que viene, más relatillos con el OrigiReto2020!

  • Este relato corresponde al objetivo número 24 del OrigiReto2019: «Utiliza una de las dos imágenes sugeridas para basar tu relato en ella». La imagen es un dibujo de Katty y lo podéis ver aquí.
  • Los objetos ocultos incluidos en el relato son el 4: «Una criatura mitológica» y el 36: «Una estatua de piedra».
  • El OrigiReto2019 es una iniciativa de Katty y Stiby, Podéis encontrar las normas y la lista de participantes tanto en el blog de la primera como en el blog de la segunda.

12pegatina2019diciembre

Pegatinas anuales por completar el reto:

 

18 comentarios en “Lo que se esconde bajo la montaña | #OrigiReto2019 relato de diciembre

  1. Raúl Doblas dijo:

    Está claro que eres una maestra del Origireto. Enhorabuena por haberlo finalizado con tanta brillantez, siempre es un placer leer tus relatos. Este me tenía un tanto descuadrado al principio por su parecido con Los juegos del hambre, pero el giro posterior con monstruo de la montaña y fuga ha estado muy bien. Refleja muy bien la estupidez humana ^_^. Enhorabuena por el año y genial que sigas en 2020 👏👍

    Le gusta a 2 personas

  2. Stiby T dijo:

    Muy buenas, estoy completamente de acuerdo en todo lo que ha dicho Kalen en su comentario. También me parecía un poco los juegos del hambre pero luego le das un giro muy interesante. me gustan mucho las historias en las que el monstruo no es en realidad el monstruo al final y el grito que le has dado ha sido guay.

    Me ha dado pena la criatura, teniendo que vivir sola y encerrada por culpa de la estupidez humana, pero la verdad que no me sorprende. Somos un desastrito. Esperemos que con el tiempo cesen esas tradiciones y ella pueda tener una vida.

    Abracito y enhorabuena por tu maginifco reto. Por cierto me encanta cómo has pintado las pegatinas :3

    Le gusta a 1 persona

    • Esther Evans dijo:

      ¡Hola, Stiby! Ya veo que el parecido con LJDH ha sido inevitable, ups. Aunque ya te conté la referencia original ^^. A mí también me gustan las historias en las que el monstruo no es tan monstruo y creo que tengo una ligera obsesión con el tema “los humanos son los monstruos” XD.

      A mí también me da penita Kala, espero que se vayan a vivir las dos juntas y adopten seis gatos o algo y sean felices jajaja.

      ¡Abrazo para ti también! Y gracias, iba pintando según me nacía cada mes pero al final no quedó tan mal xD.

      Le gusta a 2 personas

  3. Marga Kvásir dijo:

    ¡Hola! Veo que somos compañeras de objetivo este mes.

    Iba a decir lo mismo que Kalen y Katty: el principio me ha recordado muchísimo a LJDH con eso de los cinco chicos y chicas condenados a muerte, decir sus nombres con las papeletas… Sobre la criatura, al principio pensaba que era un dragón. Luego busqué lo de naga (no lo había oído nunca) y me ha parecido bastante interesante el concepto mujer-serpiente.

    Narras muy bien, es un gustazo leerte. Me ha encantado esta parte: «Los diez elegidos emergen de la montaña como si no creyeran lo que están viendo, como si el mundo fuera nuevo y ellos acabaran de nacer. Se dice que así es como te sientes cuando esquivas la muerte.»

    Por último, me ha gustado bastante ese final abierto con una mezcla de esperanza e incertidumbre. Esperemos que se acabe la tradición y que la gente esté más dispuesta a escuchar.

    ¡Nos leemos! 🙂

    Le gusta a 3 personas

    • Esther Evans dijo:

      ¡Buenas, Marga, muchas gracias por pasarte!

      En la mitología en la que me inspiré, el monstruo era el minotauro, pero yo quería un monstruo femenino porque me gusta el tema de mujeres siendo amigas así que usé a la naga.

      Me alegra que te gustase esa parte, tenía miedo de que sonase un poco cliché. También el final abierto, me gusta ver que lo interpretáis como que hay esperanza en el futuro 😀

      ¡Hasta otra!

      Le gusta a 2 personas

  4. yarckodm dijo:

    Hola!
    Sorprendente relato que me trae recuerdos diversos. El principio me recuerda mucho a la septuagésimo cuarta edición de los Juegos del Hambre (léase con la histrionica voz de la de los pelos estravagantes), pero luego la cosa va tomando otro cariz mucho más sugerente. No se queda en un sacrificio moderno y televisado sino que va más allá del ritual, a una tradición ancestral de origen desconocido, como la mayoría de las tradiciones absurdas…
    Me encanta como lo planteas: como una situación inamobible. Como lo que son estas tradiciones intocables. Le da una credibilidad digna de una peli.
    Encuentro matices de cine por todas partes, pelis de piratas, King Kon y muchas más y eso me encanta. Tiene un universo muy rico este relato. Me recuerda incluso al Word of Warcraft, sobre todo por el personaje de Kala.
    La aparición de una criatura mitológica como la que eliges, especialmente con el carácter que lo vistes, es especialmente sorprendente.
    Me parece estupenda la estructura en bloques del relato y te doy un 10 a las descripciones “animicas” o de sabor, como yo las llamo. te meten de lleno en el tono del drama y la aventura de la historia.
    ¡Gran relato! Esto si que es poner un broche de oro al Origireto2019.

    Le gusta a 3 personas

    • Esther Evans dijo:

      ¡Hola, Yarcko!

      Jo, muchísimas gracias por tu comentario tan amable ^^. También me encantan todos los matices y referencias que le has encontrado al relato. Te confieso que en una has dado en el clavo: en el World of Warcraft. Demasiadas horas matando nagas para subir la reputación con el Esporaggar me han afectado xD.

      Me halaga especialmente lo de las descripciones de sabor, nunca estoy segura de si describo suficiente o doy por hechas demasiadas cosas y la prueba está en que al principio no describí el lugar y todo el mundo lo asoció a una ciudad más moderna ^^U.

      ¡Muchas gracias otra vez! ¡Nos vemos en el ori20! ^^

      Le gusta a 1 persona

  5. Juan dijo:

    Buenas tardes

    Me he pasado a leer tu relato y me ha gustado mucho. Es muy interesante como ese pueblo sigue una costumbre tan absurda y estúpida sin planteársela y el giro acerca de lo que les sucede de verdad a las víctimas es también muy interesante. Resulta que, en este caso, el monstruo es más benévolo que la propia sociedad humana.

    En cuanto a referencias cinematográficas o a Los Juegos del Hambre, ahí no he visto ninguna. Vi la primera película de la serie y partes de la segunda, pero no la he seguido y quizá por eso no he visto la relación. Como aquí, los tributos no van a luchar entre sí sino, supuestamente, a ser devorados, lo he visto más parecido a lo que pasaba con el Minotauro.

    El estilo muy bueno y no he visto ninguna errata. Enhorabuena por este último relato de este año. Espero que continúes en 2020.

    Un saludo.

    Juan.

    Le gusta a 3 personas

    • Esther Evans dijo:

      ¡Hola, Juan!

      Creo que la relación con LJDH viene simplemente por los tributos, probablemente porque no hice suficiente descripción a que se trataba de un pueblo antiguo y no de una sociedad moderna/distópica. Por eso me alegra que encontrases la historia que realmente me sirvió de inspiración para el relato. Como ya dije por otro comentario, decidí inspirarme en ello pero introducir un monstruo femenino que me resultaba más interesante para esta historia.

      Muchas gracias por pasarte a leer y comentar. Continuaré en el 2020 y veo que tú también, así que espero que nos leamos más adelante. ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  6. KATTY COOL dijo:

    Ooooh pero qué bonito! Me encanta este relato, genial el objetivo y los objetos me han pasado completamente desapercibidos,bien hecho. La verdad, que la chica se plante volver me ha parecido una reacción super natural y lógica, impulsada por el miedo y el querer volver a tu lugar seguro y conocido, aunque se haya dado cuenta de que no le va a suceder nada y la brutal revelación de que no tiene ningún sentido regresar a un lugar donde te han enviado a tu propia muerte… desgarradora verdad. Dulce final para algo que pintaba muy mal, me gusta esa visión en tu último relato del año ^^ enhorabuena por ser la primera en completarlo:

    *Fanfarrias trompetas y confeti de ese que brilla*

    300op!!! Espero que haya sido una buena experiencia y que hayas aprendido muchas cositas :3 y leemos el año que viene ❤

    .KATTY.

    Le gusta a 3 personas

    • Esther Evans dijo:

      ¡Hola, Katty!

      Yay, misión cumplida con los objetos, reconozco que me los fui dejando para diciembre porque tenía una idea vaga de cuáles podían pegar para este objetivo y además empecé quitándome de encima los difíciles xD.

      Me alegra mucho que haya gustado tanto el final, llevaba algunos relatos que nos les estaba dando un final que me convenciese. ¡Y muchas gracias por las felicitaciones, yay! ¡Ahora a esperar el ori20!

      ¡Un abrazo y hasta otra!

      Le gusta a 1 persona

  7. Kam dijo:

    ¡Holi!

    Me ha encantado, la verdad. El principio tiene un toque que me llevaba a pensar más en una distopía, pero en cuanto has descrito el báculo he caído en el objetivo y he empezado a entrar en el ámbito de fantasía de la historia.

    A partir de ahí, la historia rueda cuesta abajo perfectamente, es súper fácil de seguir y me ha gustado bastante. Algo de esta historia me ha recordado a tu relato de colores, aunque soy incapaz de decir el qué porque objetivamente soy incapaz de encontrar las similitudes. Asumo que será algo de la voz narrativa, ¿quizá?

    Vengo también a ser un poco narices y decir que la frase “Sé que me tiene cariño, al igual que yo se lo tengo a ella, un cariño que ha ido creciendo desde aquel día en que descubrí la puerta trasera de la montaña y me obsesioné con la criatura misteriosa que mora en ella.” es correcta PERO podría usar un punto y coma en lugar de la última coma, para separar mejor los dos bloques de información y quitar la posible lectura de “un cariño” como sólo el de Kala. Sorry soy una pesada con los puntos y comas xD

    ¡Enhorabuena por ganar el reto, por publicar tan pronto y por ser tan diva! Un besazo,

    Le gusta a 2 personas

    • Esther Evans dijo:

      ¡Hola, Kam!

      Te confieso que la corrección de este relato fue tratar de sustituir términos modernos por otros que pegasen más con el ambiente. Me alegra que el báculo sirviera para ayudar en el propósito de conseguir esa ambientación ^^.

      Es posible que haya alguna similitud con Ojos vacíos, aunque no ha sido algo consciente. Será, como dices, el estilo, el hecho de que ambos relatos son fantásticos y protagonizados por chicas que son amigas (aunque bueno, las de Ojos vacíos eran novias más bien xD).

      Debo admitir que no controlo mucho los puntos y coma, así que gracias por el apunte. Me lo miraré bien, ya tengo deberes.

      ¡Muchas gracias por el comentario y por leerme siempre!
      Nos seguimos leyendo en el OrigiReto2020, ¡un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  8. Neswina dijo:

    Aaaaaaaaaaaaaaaaaaay Eshter, que bonico. Pobre Kala… Y pobre muchacha que su nombre puede caer en el bombo.

    Me he imaginado a las pobres ofrendas en plan wtf cuando Kala ha aparecido en plan: venga, tirad que nos vamos xD y la piel de Kala brillando a la luz de la luna… Jo. Espero que no salga, o si sale en nombre de la valiente, que se casen y tengan nagitas-humanitas o sino gatos en cantidades industriales… Lo que prefieran ellas, vaya xD

    Me ha gustado mucho, no soy digna de tener amigas tan chachis y buenas escritoras. Mañana, 2020, más xD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s