Visibilidad y diversidad en la literatura, ¿por qué son necesarias?

El mes pasado se llevó a cabo la iniciativa #LeeOrgullo, consistente en leer obras con representación del colectivo LGBT y/o escritas por autores del mismo. A raíz de eso se me ocurrió escribir esta entrada, un poco más reflexiva y personal, sobre un tema del que se ha hablado cientos de veces pero, por desgracia, parece que nunca es suficiente.

Las mujeres en la ficción

Cuando era pequeña solía identificarme mucho con los personajes masculinos de las series que veía y muy poco con los femeninos. En parte, esto contribuía a ese pensamiento que hoy ya estamos empezando a dejar atrás, ese “los chicos son más divertidos que las chicas”. La realidad era sencilla: los personajes femeninos no nos representaban de verdad: nosotras no nos veíamos reflejadas en esos maniquíes pasivos que solo se sentaban a esperar a que los señores hicieran cosas.

En mi generación, esto nos llevaba a querer formar parte del “club de los chicos”. Quién no haya dicho eso de “yo no soy como las demás chicas” que tire la primera piedra. Bueno, pues noticias frescas: es que había muchas más chicas que las que veíamos por la tele. Chicas divertidas, deportistas, sarcásticas, malvadas, amables… de todo tipo.

descarga

Resulta que la pitufina no es la única mujer que puede haber

Reconocerse a une misme como héroe y no como cliché

Toda esta reflexión me lleva a lo siguiente: todes tenemos la necesidad de vernos representades. De saber que existimos, que no estamos a solas en este mundo. Para no caer en el pensar que en realidad no somos como deberíamos, o no pertenecemos al grupo donde nos han colocado, o somos una suerte de excepción.

Es más: tenemos la necesidad de saber que nuestras historias pueden ser reales, importantes y válidas, que pueden acabar bien, que podemos hacer cosas… ¿no es eso para lo que sirve la ficción, después de todo?

Y el problema de los clichés es ese. Que parece que no es importante. Que solo es una película. Un libro. Un videojuego. Pero cuando todos los personajes gordos, por ejemplo, resultan ser villanos o glotones graciosos que solo piensan en comer, se te va quedando dentro una idea. La idea de que las personas gordas son todas así.

Lo mismo ocurre con cualquier colectivo marginalizado: el colectivo LGBT, las personas no blancas, las personas discapacitadas…

Nos queda por avanzar, pero avanzamos

Gracias a personas que cada día van tomando más y más consciencia, hoy en día cada vez podemos acceder a más historias en las que vemos a personajes diferentes a los que estamos acostumbrades a ver siendo relevantes, viviendo sus vidas, formando parte de las historias, si no protagonizándolas.

Así que este post intenta ser un mensaje de aliento, pero también un alegato sobre la  importancia de continuar trabajando en esta dirección. Por supuesto, no es obligatorio. Escribe sobre lo que quieras, siempre. Pero, si tienes la ocasión, lee. Lee sobre personas que son diferentes a ti, porque eso te hará entender mejor a los demás.

7 comentarios en “Visibilidad y diversidad en la literatura, ¿por qué son necesarias?

  1. Kam dijo:

    ¡Totalmente de acuerdo!

    La importancia de la representación y de la visibilidad es algo que, si bien se comenta mucho, tristemente poca gente aplica a posteriori a sus obras, y eso me entristece. Pero, por suerte, hay muchísimas personas maravillosas que sí que lo hacen, así que al menos tenemos muchas lecturas disponibles con muchísima representación de la buena.

    ¡Genial entrada! Muchos abracitos y hasta la próxima.

    Le gusta a 1 persona

    • Esther Evans dijo:

      ¡Exacto! La buena noticia es que cada vez tenemos más contenido así.

      Y algo que he olvidado comentar en el artículo pero que también me parece importante, es que cada vez hay más medios y acogida para ese tipo de ficción. Sobre todo, gracias a Internet.

      Un saludo, faraona. Gracias por pasarte a leer y comentar ^^

      Le gusta a 1 persona

  2. Lídia Castro Navàs dijo:

    ¡Muy buena reflexión, Esther! Yo siempre creí que las mujeres/chicas de las pelis (también dibujos) no me representaban, el problema es que en mi época todas teníamos los mismos referentes y crecimos pensando que teníamos que encajar sí o sí en esos referentes… Menos mal que la edad te abre los ojos y ves que no tienes que ser como ellas.
    Me ha encantado tu artículo. Muy necesario. Gracias. Un abrazo 🤗

    Le gusta a 2 personas

    • Esther Evans dijo:

      ¡Exacto! En aquella época no teníamos tantos referentes, por eso mismo, como ahora cada vez tenemos más, pienso que todos los colectivos merecen verse reflejados de la misma forma.

      ¡Me alegra que te haya gustado el artículo! Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

  3. KATTY COOL dijo:

    Te hará aprender mucho sobre los demás y también sobre ti misme. Genial entrada y muy necesaria. A ceces tenemos la falsa sensacion d que ya se escribe micho sobre minorías y mujeres ya que estamos en un circulo bastante acertado con estos temas y aún así no es suficiente, pero en realidad se habla poco de mujeres realistas en la ficción y de minorías ya ni hablemos. Se sigue teniendo ese pensamiento de “para qué hablar de minorias o para qué hacer una correcta representación femenina”… Pues porque como tan bien explicas, las mujeres no nos vemos realmente representadas en esos personajes, y que hasta lo veamos normal es realmente triste. Con las minorías pasa lo mismo, esas mínimas referencias en muchos casos mal hechas, en tono satírico o por darle un toque interesante al o a la villana, pues está mal y me parece una falta de respeto.
    Evans, genial entrada, como siempre, hecha desde el sentimiento y la razón, criticando algo que debería ser obvio y que a tanta gente le cuesta ver. Un abrazo y ojalá te lea y comente todo el mundo 💙

    .KATTY.

    Le gusta a 1 persona

    • Esther Evans dijo:

      Exacto, hasta te puede hacer verte reflajade en un personaje de formas que no esperabas y entenderte mejor a ti misme. Ese es un problema de la invisivilización que se arregla con, aunque suene obvio, visibilidad.

      Tienes toda la razón, y si todavía nos representan regular a las mujeres, que somos como la mitad de la gente, no me quiero imaginar colectivos más marginalizados como neurodivergentes, discapacitades, personas trans, personas de otras etnias… Si por ponerme a mí de ejemplo, cuando veo un personaje asexual es casi como un milagro xD. Y aromántique ya ni te cuento.

      ¡Gracias por pasarte por aquí, faraona de luz! ¡Hasta luego!

      Le gusta a 1 persona

  4. evamindia dijo:

    Estoy aplaudiendo a dos manos, sobre todo el párrafo que empieza así: “Cuando era pequeña solía identificarme mucho con los personajes masculinos de las series que veía y muy poco con los femeninos”. Para muchos es más cómodo manejarse con clichés, y les cuesta admitir que la realidad es mucho más compleja que lo que reflejan los medios de masas.
    Me encanta esta entrada. No te seguía todavía, y por eso no la he visto antes. Pero ya está solucionado, ¡saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s